Don Arturo, quien permaneció cinco horas bajo los escombros, contó cómo construyó la casa hace 30 años.  

El hombre de 74 años fue el último sobreviviente rescatado después de permanecer sepultado bajo los escombros de su propia casa, durante 5 horas.

Hace 30 años, con su esfuerzo y conocimientos empíricos, construyó la casa de su familia, una estructura de tres pisos y un sótano. Pero en las últimas horas, cuando estaba junto a su esposa, sus dos nietas y su hija, la estructura colapsó.

“Eso me lo ayudó a hacer Dios y apagar lo que yo debía, porque eso que se cayó ahí se lo debo a Dios”, relató Carlos Arturo.  

Reconoce que gran parte de la estructura estaba apoyada en las planchas, es decir, el peso era soportado horizontalmente sin ningún tipo de columnas, versión que respaldan vecinos de la zona.

“Esa casa estaba sobre una humedad muy horrible, porque en un tiempo eso era un basurero entonces fue muy mal construido. Lo que pasó es que, por la humedad, con el paso del tiempo, se hundió porque no tenía ni vigas ni columnas”, explicó Juan Pablo Correa, vecino de las víctimas.   

Para las autoridades aún no hay una hipótesis clara sobre lo que generó la emergencia.

“Hay ingenieros estructurales e ingenieros civiles que están haciendo las evaluaciones, aparentemente es una construcción que no tenía ningún problema”, precisó Eduardo González, director de la Unidad Nacional del Riesgo.

“Donde yo les muestre donde yo estuve nadie me cree, pero como yo ando con fe en Dios, él me ha ayudado a todo lo que soy. Ya eso se cayó, que sea lo que Dios quiera, no me duele sino mi nieta y mi hija, de resto eso no es nada para mí”, narró entre lágrimas don Arturo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *