El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, dijo que el no haber actualizado los POT se traducirá en la construcción de vivienda dirigida a gente que no habita hoy en el departamento. 

Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, advirtió que si el Quindío no corrige su actual situación frente al ordenamiento territorial, casi que de manera inequívoca, lo que queda para construir se destinará para vivienda dirigida a gente de afuera y además el territorio seguirá creciendo en asentamientos informales.

“El principal reto que tiene el Quindío es el de ordenamiento territorial. A este territorio le van a pasar dos cosas y es que casi toda la demanda va a ser no VIS —Vivienda de Interés Social— de gente de afuera y vamos a tener poquita oferta VIS porque en el terreno que queda para construir, los empresarios van a preferir hacer no VIS, pese a que existe la demanda y los subsidios del gobierno”.

Agregó: “Lo que vamos a tener es un problema de oferta de interés social si no mejoramos el tema de ordenamiento territorial. Además, de manera consecuente, el mejoramiento de vivienda de los más necesitados se va a seguir dando a través de asentamientos ilegales”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *