La Defensoría del Pueblo denunció que a diario más de 20 indígenas persiguen los camiones de basura en busca de alimentos y ropa. La situación se presenta hace tres años y las autoridades no encuentran una solución integral.

La volqueta no ha terminado de descargar la basura y unas quince personas ya están jalando las bolsas plásticas para obtener algún objeto valioso en medio de la pila de desechos. En la imagen se observan mujeres, hombres y algunos niños que no les importa estar cubiertos de lixiviados con tal de encontrar un alimento o alguna prenda de vestir para sus familias.

Quienes aparecen en esta foto son indígenas del pueblo Amorúa que llegan al relleno sanitario de Puerto Carreño, en Vichada, por lo menos dos veces a la semana, para buscar víveres de primera necesidad. La escena fue captada por la Defensoría del Pueblo durante una visita, que hizo el pasado 18 de julio, para verificar la condición de vulnerabilidad de esta comunidad.

Durante el recorrido por la zona, un equipo especializado en grupos étnicos de la Defensoría y un delegado de la Procuraduría constataron quegran parte de los indígenas Amorúa, asentados en Puerto Carreño, persiguen los camiones de basura en busca de alimentos o material reciclado para subsistir. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *