En la mañana de este viernes se reanudó el juicio que se adelanta contra Francisco y Catalina Noguera, en el que son acusados por posible encubrimiento, favorecimiento y ocultamiento de información, durante los hechos que rodearon la violación y asesinato de la menor Yuliana Samboní, perpetrado por su hermano Rafael Uribe Noguera. 

En medio de la audiencia fueron llamados a rendir testimonio dos investigadores que hicieron la revisión de 213 videos de siete cámaras de seguridad, así como de mensajes y llamadas que salieron de los celulares de la familia, que fueron estudiados por la Agencia ICE de Estados Unidos.

De acuerdo con el perito Eduardo Bautista, encargado de la revisión de los teléfonos de los hermanos, se identificó que entre el 3 y el 7 de diciembre se borraron 39 mensajes de WhatsApp, mientras que del celular de Rafael Uribe Noguera la aplicación fue eliminada. 

En cuanto a los videos, el investigador de la Fiscalía hizo una reconstrucción de los hechos a partir de las imágenes que se encontraron de las cámaras de seguridad del Edificio Equus 66, donde fue encontrado el cuerpo de Yuliana Samboní, y de la Clínica Monserrat, donde finalmente es internado. 

Las primeras imágenes que se mostraron fueron las de la cámara de seguridad de la recepción del edificio Equus 66, donde se ve ingresa a las 3:32, presuntamente, a Catalina Uribe Noguera «vestida con chaqueta azul, pantalón oscuro y tenis blancos”. Diez minutos después habría llegado Francisco Uribe Noguera, quien ingresa junto al vigilante. 

Posteriormente, a las 4:46, en las imágenes de la cámara de seguridad de la terraza del edificio, se ve ingresar presuntamente a Francisco, quien salta un muro para ingresar al apartamento 603 donde estaba Rafael Uribe Noguera. Finalmente, los tres salen del lugar a las 5:27 p.m. por la recepción. Rafael estaría vestido con un «saco oscuro, pantalón oscuro, gafas y tenis oscuro». 

Las siguientes imágenes dadas a conocer por la Fiscalía son las de la Clínica Monserrat, a donde Rafael llegó junto a Francisco Uribe Noguera a las 6:15 p.m. Hacia las 7:05 p.m., Francisco habría llegado a Consulta Externa con lo que sería implementos de vestir en la mano y los deja sobre una silla.

Luego, Francisco Uribe Noguera habría salido de la clínica a las 7:39 p.m.junto a otra persona que no fue identificada durante el juicio. Cuatro minutos más tarde esta misma persona ingresa nuevamente por la recepción de la clínica, esta vez, escoltado por dos agentes de la Policía Nacional. 

Finalmente, Francisco Uribe Noguera habría vuelto a ingresar a la clínica a las a las 8:17 p.m., recoge lo que parece ser una chaqueta y un par de tenis que había dejado allí anteriormente ysale de la clínica con los artículos en mano, según lo que explicó Jauri Chacón, de informática forense del CTI, quien presentó los videos. 

La investigación por el crimen de la menor comenzó cuando, el 4 de diciembre de 2016, la familia reportó la desaparición de la niña en el barrio Bosque Calderón, de donde fue raptada de la puerta de su casa por Rafael Uribe Noguera, quien se llevó a la niña en una camioneta gris. Posteriormente, la Policía de Chapinero comenzó a indagar sobre el paradero de la pequeña.

Inicialmente, el Gaula se comunica con Laura Arboleda, la persona que aparece como propietaria de la camioneta DBO960. Le informan que el vehículo es buscado en una investigación por el secuestro de una niña y de inmediato, pone en contacto a las autoridades con su esposo Francisco Uribe Noguera, abogado de la firma Brigard & Urrutia y hermano de Rafael Uribe. 

CORTESIA DEL ESPECTADOR

<

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *