Jesús Franco Betancourt, vicepresidente del Comité de Cafeteros del Quindío, indicó que en el departamento más o menos 1.500 hectáreas anuales se están renovando, es decir, entre el 10% y el 15% de su área.

“Este año los recursos fueron utilizados en un 100%, pero incluso hubo algunos caficultores que no alcanzaron a ser beneficiados. Estamos tratando de concertar con la oficina central, con el gobierno, para poder cubrir a esos caficultores a los cuales no llegamos con el auxilio para la renovación en 2019”.

Anotó que en el departamento hay una constante en el promedio de renovación y aspiran llegar al 20%. “La recomendación técnica para todos los caficultores es que dividan su finca en 5 lotes y que cada año renueve uno, es decir, ese 20% que es el ideal para el 2020”.

Productividad: El departamento por encima del promedio nacional

Hernando Duque, gerente técnico de la FNC, dijo que el país se encuentra produciendo 20,9 sacos por hectárea, lo cual es motivo de orgullo para la caficultura, si se analiza la historia del renglón productivo en el país que ha tenido cambios trascendentales.

El vicepresidente del Comité de Cafeteros del Quindío, precisó que en el departamento el promedio de producción es superior a los 21 sacos por hectárea, lo que supera la media nacional.

“Esto se debe a que tenemos la caficultura más joven del país —más o menos 1.500 hectáreas anuales se están renovando, es decir, entre el 10% y el 15% de su área—, con un alto grado de tecnificación y la densidad de siembra es de 5.500 árboles, es decir, está por encima del promedio de Colombia —5.238 árboles—».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *