Boris Johnson ganó la competencia para convertirse en líder del Partido Conservador y a partir del miércoles será el primer ministro de Reino Unido. Con una larga política y una personalidad atrayente y polémica, le presentamos al sucesor de Theresa May.

El nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro de Reino Unido a partir del miércoles, Boris Johnson, es uno de los políticos más conocidos de su país. Sus éxitos se ha apoyado en gran parte en su capacidad para combinar la seriedad de sus distintos puestos políticos con su carácter afable y cómico, algo no muy común en la vida pública actual.

Pero en su elevado perfil, construido primero como periodista y luego como parlamentario, alcalde de Londres y ministro de Exteriores, los logros han ido con frecuencia de la mano de ácidas polémicas. Amado por unos y odiado por otros, Johnson ha sido descrito como un bufón sin principios por sus críticos y como «un tesoro nacional» por sus partidarios. Y el exalcalde de Londres ciertamente ha sabido sacar partido a su imagen de inglés excéntrico y erudito que no le tiene miedo al ridículo, hasta llegar al cargo más importante del país a pesar de sus numerosas metidas de pata. Un estilo desaliñado ejemplificado por su alborotada melena rubia y unas camisas que se le salen de los pantalones son parte de esa imagen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *