Alrededor de 38.000 estudiantes retornaron a las 54 instituciones educativas del departamento en completa normalidad, luego de haber disfrutado del receso escolar de mitad de año, así lo reportó el secretario de Educación del Quindío Francisco Javier López Sepúlveda.

El funcionario explicó que pese a que en su mayoría no se presentó ninguna dificultad en el regreso a clases, en el municipio de Montenegro se tuvo un problema con el suministro del gas que hasta hace poco fue cancelado por el operador del Programa de Alimentación Escolar, situación que obligó a que en cuatro instituciones educativas no se suministrarán los alimentos del PAE.

También en un plantel del municipio de Circasia no se entregaron los alimentos del programa de alimentación, porque las manipuladoras no trabajaron argumentando que aún no les habían cancelado su salario.

En este mismo municipio en el Instituto Libre de Circasia se presentó una dificultad con un pozo séptico que fue atendida de forma oportuna por personal de la secretaría de Aguas e Infraestructura del Quindío que visitó el lugar para dar una pronta solución.

En una sede educativa de San José de Fachadas en Filandia hay riesgo por el colapso de la caseta de acción comunal que está contiguo a la institución. Sin embargo ya se diseñó un plan de intervención para evitar que estudiantes se vean afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *