El gerente de la EPM, Jorge Londoño confirmó hace unos minutos que se llegó a la meta de los 410 metros en la presa y ahora lo que sigue son los 415, además que los municipios de Tarazá y Cáceres pasarán de alerta roja a naranja, lo que significa que sus pobladores pueden regresar a sus viviendas manteniendo la precaución.

“Indudablemente es un paso muy importante, que nos ayuda a mitigar el riesgo de avalancha, ya algunos de los municipios de aguas abajo van a pasar de alerta roja a naranja, pero particularmente se mantendrán en alerta roja las comunidades de Puerto Valdivia, esto significa que permanecerán en los albergues de la cabecera del municipio de Valdivia, pero los municipios de Tarazá y Cáceres, quedarán en alerta naranja, eso significa que sus habitantes pueden retornar a sus viviendas, pero deben estar pendientes de la información que nosotros emitamos”, relató Jorge Londoño, gerente de EPM.

Y agregó que “en la cota 410 no termina el trabajo, ya nos pusimos como meta alcanzar la 415, no pensando en su étapa final sino en la ola invernal de octubre y noviembre, para que esté mucho más seguro el muro de la presa con el objetivo de soportar crecientes mayores”.

Cabe destacar que se mitiga el riesgo de avalancha, pero continúa el de creciente.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, agregó: “prudencia y sobre todo mantener las alertas, desde el Puesto de Mando Unificado se notificará la información. La buena noticia es que teníamos como meta llegar a la 410 en los extremos de la montaña y en la parte central de la presa donde todavía están trabajando, se termina de subir y diría que en dos horas se está llegando a la totalidad a la cota 410, pero por su puesto podríamos decir que se logra. La nueva meta es la 415”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *