En el caso de Armenia, los trabajadores están asistiendo a la sede y mantienen las puertas abiertas, pero no brindan ningún servicio Desde este martes, servicios como inscripción de escrituras y la expedición de certificados de tradición, que se realizan en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos, están paralizados, debido a un paro nacional indefinido.

En el caso de Armenia, los trabajadores están asistiendo a la sede, localizada en el sector de La Nueva Cecilia, mantienen las puertas abiertas, pero no brindan ningún servicio, sino que se dedican a socializar las razones de su protesta. 

“El motivo del paro es que la ley establecía que el 50% de los ingresos recaudados debían destinarse al manejo de las 195 oficinas del país, porcentaje que fue reducido al 28 %, lo que perjudica el buen funcionamiento y la prestación del servicio”, dijo Jorge Albeiro Solanilla Quintero, presidente del Sindicato de los Trabajadores de Notariado y Registro, Sintranore.  

También buscan una nivelación salarial que los equipare con los funcionarios de las demás superintendencias. “Mientras en la Supernotariado un profesional especializado se gana $3.758.000, en las otras recibe unos beneficios adicionales que lo llevan a ganar más de $6 millones”. 

Por su parte, Flor Rodríguez, secretaria de Sintranore, sostuvo que el paro se venía gestando desde hacía varios meses, sin embargo, esperaban porque el ministerio de Justicia les había prometido analizar el tema. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *