En el marco del Congreso Nacional de Control Fiscal Ambiental Territorial que se cumple en Armenia desde este jueves 20 de junio y que tiene lugar en el centro metropolitano de convenciones, el auditor General de la República Carlos Hernán Rodríguez Becerra aseguró que no se viene realizando un control fiscal en materia ambiental por parte de las contralorías.

“Hay una gran cantidad de recursos que los departamentos y los municipios deben destinar para la recuperación del cuencas litográficas y no se viene haciendo y en lo que tiene que ver con el manejo de lixiviados tampoco se está haciendo un adecuado control”, agregó.

Carlos Hernán Rodríguez Becerra

No obstante indicó que no se debe indilgar la responsabilidad solo a las contralorías territoriales por falta de voluntad sino que estas “son profundamente débiles en cuanto a su personal, ya que muchas cuentan con solo 6 ó 7 funcionarios que deben realizar monitorías con enfoque integral, a una gran cantidad de sujetos y puntos de control y prácticamente el medio ambiente se está quedando como un factor de relleno, circunstancia muy grave porque es una obligación constitucional”.

Carlos Hernán Rodríguez Becerra

De otra parte, afirmó que en la actualidad se adelanta un análisis a las 64 contralorías territoriales, si en realidad se necesitan. “En nuestro concepto hay unas contralorías que no tiene razón de ser porque el presupuesto que manejan y el porcentaje de funcionarios podría ser atendido por otra entidad territorial”. En el mismo sentido, manifestó que el proyecto de acto legislativo que se adelanta prácticamente dice que se va realizar un estudio por parte del departamento administrativo de la política pública de manera conjunta con la Contraloría General de la República y la Auditoría para determinar cuáles organismos de control deben permanecer y producir unos resultados. Indicó finalmente que la Auditoría General de la República expedirá una categorización o certificación de las contralorías dentro de las cuales están las del departamento del Quindío, “en todo el país salen unas certificadas y otras no porque además de los problemas estructurales que tienen manejan otras dificultades de tipo formal.

Carlos Hernán Rodríguez Becerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *