El comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, planteó la creación de una hoja de ruta, con la colaboración de la Fiscalía y la Procuraduría, para que, con plena garantía de absoluta reserva, se establezca en qué consisten las amenazas y presiones denunciadas por quienes han revelado detalles de los falsos positivos.

En entrevista con 6AM Hoy por Hoy, de Caracol Radio, dijo que lo importante es conocer la veracidad de las denuncias, reveladas por la Revista Semana y quiénes son los afectados, tras afirmar que “desde el anonimato es difícil tomar medidas de acción” para conjurar las supuestas presiones.

“Lo importante es proteger a quienes corren riesgo”, resaltó el general Navarro, quien dijo que no se ha recibido ninguna queja en particular, aunque hay unas alertas.

Señaló que se debe evaluar el riesgo de los comparecientes militares ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para que tengan las medidas de protección. A una pregunta de si se ordenó el uso del polígrafo para detectar a los uniformados que han entregado información sobre los falsos positivos, que generó el informe publicado por The New York Times, el general Navarro se remitió a una respuesta del general Nicasio Martínez, comandante del Ejército. El general Martínez “fue claro que no ordenó ningún tipo de actividades de contrainteligencia para identificar a quienes entregaron información a medio de comunicación”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *