Hace 50 años ocurría un hito en la historia de la humanidad: Neil Armstrong pisaba la luna mientras la frase “un pequeño paso para el hombre, un salto gigante para la humanidad” quedaba marcada para la eternidad como símbolo de un avance científico y astronómico en el mundo. 

Ese mismo día, en Colombia, se cumplían 159 años de independencia; sin embargo el entonces presidente Carlos Lleras Restrepo no dejaría pasar la oportunidad de celebrar también la llegada de la NASA, con Armstrong a la cabeza, al único satélite natural que tiene la Tierra. 

Lleras, al igual que otros 73 mandatarios del mundo, enviaron ‘mensajes de buena voluntad’ a la misión Apolo 11. El mandatario liberal expresaría su entusiasmo y apoyo a los Estados Unidos así: 

«Mientras se preparan para preparar una de las mayores hazañas de nuestra historia, deseo enviarles en nombre del pueblo y el gobierno de Colombia, un cordial saludo con nuestros deseos para el éxito total de su misión. También quiero expresar la admiración de todos los colombianos por su heroísmo personal; por los científicos y técnicos que han aportado sus conocimientos a la empresa, y por la gran nación norteamericana, cuyo apoyo ha hecho posible un proyecto que hasta ayer parecía inviable. Por favor, dejen en la luna junto con los otros objetos que atestiguarán la primera llegada del hombre a nuestro satélite, este mensaje como símbolo de amistad entre Colombia y Estados Unidos. Descenderán en la Luna, en nuestra fiesta nacional, cuando conmemoramos el aniversario número 159 de nuestra independencia. Nosotros en Colombia, honraremos la memoria de los patriotas que cambiaron el curso de nuestra historia el mismo día en que ustedes escribirán una página inmortal en los anales de la humanidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *