En entrevista con Felipe Fonseca Fino, director general de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria, Upra, habló sobre la estrategia de desarrollo rural agropecuario que se lanzó ayer en el Quindío y que marca la hoja de ruta para el sector durante los próximos 20 años. 

Fonseca Fino dijo que fue fundamental identificar, desde el punto de vista del mercado, de la economía en el campo y la producción agropecuaria, cuáles son aquellas alternativas que para el Quindío pueden ser el top al que se deben orientar los esfuerzos. 

“En ese conjunto está el café, banano, plátano dominico hartón, cítricos, aguacate has, cacao, mora, lulo, hortalizas, producción de leche y porcicultura, que son los renglones que tienen mayor prospectiva. Por su puesto hay más y el inversionista puede explorarlos”. 

La Upra es especialista en evaluar las zonas que tienen potencial y que desde el punto de vista físico,  económico, ambiental y social hay mayor posibilidad de desarrollo en el cultivo para cada una de estas alternativas, puntos que quedaron concertados en el plan. 

El director de la Upra sostuvo que además de este plan, que incluye 5 programas, 40 subprogamas y 63 proyectos con sus respectivas metas e indicadores, es importante que los productores recurran a su olfato porque hay factores que no se pueden controlar como el clima, el precio o eventuales fenómenos externos. 

“Es muy relevante que para el desarrollo agropecuario se tenga clara una visión de largo plazo que logra identificar este plan. Se hizo todo un análisis de la situación del departamento, donde encontramos como principales desafíos que tiene que ver con la escala, es decir las condiciones de suelos; además Quindío tiene áreas en las denominadas reservas forestales. Todo ese diagnóstico pone diferentes escenarios que se orientan a consolidar una visión hacia el año 2038”. 

Por su parte, Álvaro Arias Young, secretario de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Quindío, manifestó: “Estamos muy felices porque vamos a disponer de una herramienta para que toda la administración pública, quien debe liderar el ordenamiento territorial, pueda mostrarle a los ciudadanos que habitan el territorio y a aquellas personas que han decidido hacer de la actividad de producción agrícola y pecuaria tener orientación muy precisa de dónde, cómo y qué hacer en el territorio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *