El presidente Iván Duque de la mano de la directora del Instituto de Bienestar Familiar, Juliana Pungiluppi, empeñó su palabra con los niños de La Guajira y los resultados empiezan a verse. La directora del ICBF lideró una toma del departamento coordinando las distintas instituciones para atender a los niños y enfrentar la desnutrición y para la época navideña se propuso con el apoyo de la Policía que los niños afectados por la pólvora fueran los mínimos. Y lo lograron.

 

En octubre de 2018, el Presidente se comprometió en Uribia, la capital indígena de Colombia a mejorar la vía Uribia-Puerto Bolívar-Cabo de la vela que hoy es una trocha y con la Operación azul para llevarle agua a los municipios guajiros especialmente a los del norte, la zona desértica de la península.

 
 
 

La asamblea de La Guajira en su cierre de actividades aprobó las facultades al gobernador Wilson Rojas para iniciar todas las acciones financieras para la materialización de las obras. Y para la implementación de los Acuerdos de paz aprobó la compra de un lote para viviendas a excombatientes de las Farc. Serán $ 20 mil millones los recursos de regalías para ejecutar en el 2019 en La Guajira,un año que promete ser distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *