La pequeña hija de Ana Cecilia Niño, que murió de cáncer por los efectos de este material, recibió el decreto con el que la Gobernación busca proteger la vida.Publicidad

Chivatá, Samacá y Tibasosa fueron los primeros municipios boyacenses que le dijeron no al asbesto.

Con el decreto firmado por Carlos Amaya, «prohibimos que cualquier contrato de la gobernación se firme con empresas que usen asbesto, eso significa que se va a reducir el uso de este material cancerígeno y que tiene tantas complicaciones ambientales en más del 80%, y eso, creo, que es un mensaje para el país», dijo el alto funcionario.

Daniel Pineda, director de la Fundación Ana Cecilia Niño, consideró que con esta decisión se le hace «un llamado directo a la Cámara de Representantes, y le está mostrando que sí se puede prohibir el asbesto, sí es posible cerrarle la puerta definitivamente a la construcción con elementos con asbesto y al uso del asbesto».

Según estudios, Boyacá ocupa el cuarto lugar en generación de residuos de asbesto, después de Bogotá, Valle del Cauca y Cundinamarca.

“Estamos hablando de 47 toneladas (en el departamento) y el municipio que más genera asbesto es el municipio de Nobsa, con 33 toneladas”, detalló Giovany Viasus, funcionario de Medio Ambiente Boyacá.

CORTESIA NOTICIAS CARACOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *